Hace pocos días estaba hablando de los beneficios del vino tinto. Pues hoy, queridos lectores, les voy a hablar de lo contrario, los efectos negativos, no de todos, sólo de uno, la resaca.

Yo creo que todos alguna vez, nos hemos pasado un poco bebiendo y en mayor o menor medida la hemos sufrido. Pero por si alguno, aún no lo ha experimentado, voy a dar una definición de esa desagradable sensación.

¿Qué es la resaca?

Se trata de un malestar general que se padece tras el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, y se manifiesta con un conjunto de síntomas: amnesia, alteraciones gástricas, cefalea, sed intensa, ortostatismo, dolor abdominal y muscular…

¿Por qué se produce la resaca?

La resaca se produce gracias a unas sustancias que se generan durante el proceso de fermentación del mosto, llamadas congéneres. Digo del mosto refiriéndome al vino, pero lo mismo ocurre durante el proceso de obtención de la cerveza y de otros licores. Lo cierto es que ocurre siempre que tiene lugar la fermentación de azúcares y su consecuente paso a etanol. Estos congéneres al metabolizarse en nuestro organismo dan lugar a sustancias tóxicas que producen esos efectos indeseables.

Ahora bien, la cantidad de estos congéneres con respecto a la cantidad de etanol es bastante inferior. Me explico, cuando metabolizamos este etanol se forma un compuesto intermedio denominado acetaldehído, incluido en este grupo que llamamos congéneres. Con esto quiero decir, que la resaca no es tanto producida por estos congéneres si no por la cantidad de etanol que tiene la bebida que estamos ingiriendo. El vino no es de las bebidas que contienen mayor grado alcohólico, así que obviamente la consecuente resaca será proporcional a la cantidad de vino que bebas, así que te recomiendo que bebas con moderación.

Me gustaría aclarar un falso testimonio, la adición de sulfitos al vino nada tiene que ver con la resaca, salvo que fueses intolerante o sensible a estos compuestos. En tal caso, es posible que padezcas un estado similar al de la resaca, pero no es resaca, es una reacción que tu organismo genera ante la presencia de sulfitos, como si de una reacción alérgica se tratara. Si los sulfitos provocaran resaca es muy probable que tuviéramos dolor de cabeza, vómitos, mareo… tras comer embutido, alimentos envasados, conservas, zumos envasados, salsas… Vamos que no daríamos pie con bola en todo el día. Ahora bien, los conocidos como vinos naturales, como nuestro AVAVIENTO, tienen menor contenido en sulfitos, y por tanto son más saludables dado que estos compuestos tienen un efecto nocivo para la salud.

Factores que influyen en la resaca.

  • El sexo. Las mujeres tienen menos cantidad de enzima ADH, que es la encargada de metabolizar el etanol, por tanto toleran peor el alcohol. He de destacar que el umbral de tolerancia aumenta con la práctica.

 

  • La edad. Con la edad se aumenta el porcentaje de grasa corporal. El alcohol aunque es una molécula anfipática, se disuelve mejor en agua, por tanto en las personas mayores estará principalmente en el torrente sanguíneo. Sus efectos aquí se potencian, con lo cual es normal que aguanten poco bebiendo.

 

  • La comida. Si vas a beber te aconsejo que previamente te des una comilona. Los nutrientes en tu estómago, especialmente los hidratos de carbono, ralentizan la absorción del alcohol. Eso va a hacer que lo vayas metabolizando poco a poco y por tanto lo toleres mejor.

 

  • Hidratación. El 90% de alcohol que ingerimos lo eliminamos a través del hígado, el resto a través de la orina y el aire que expiramos. Con lo cual si bebemos más agua, aumentaremos las ganas de orinar e iremos expulsando el alcohol poco a poco.

 

  • Población. Las poblaciones asiáticas y americanas contienen una variante de la ADH diferente a la de las poblaciones europeas. Esta variante tiene una menor actividad, lo que hace que dichas poblaciones toleren peor el alcohol.

 

  • Estado hepático. Como he dicho anteriormente el alcohol es eliminado fundamentalmente por el hígado. Por tanto, aquellas personas que padezcan alguna enfermedad hepática (hepatitis, cirrosis, hígado graso…) van a metabolizar el alcohol más despacio y la probabilidad de que posteriormente tengan resaca será mayor.

 

 

Yo creo que ha quedado claro las medidas que debo tener en cuenta por si algún día me paso un poquillo con el alcohol; pero… si este artículo os ha parecido interesante, esperad al siguiente, que todavía lo será más, porque os daré consejos y trucos para prevenir y disminuir la resaca.

2 Comentarios

Dejanos tu comentario

Nombre
Correo Electrónico
Website
Comentario